Métodos de Filtrado

Siphon

1.- Prensa francesa / French press/ cafetera de émbolo.
Este es el primer método de extracción de café (A pesar de que no existen datos contundentes se cree que se diseñó en 1850) , y, a pesar de ser llamado “prensa francesa” fueron los italianos quienes lo patentaron.. sin embargo los franceses se quedaron con el nombre
¿Qué obtenemos en esta taza?
En general conseguimos una taza muy completa; algunos puristas dicen que es el mejor método de extracción de café que se puede hacer ya que en este método obtendremos los aceites, sedimentos y olores del café.

2.- Chemex.
Esta belleza de cafetera fue inventada por el químico Peter J. Schlumbohm, miembro del movimiento Bauhaus, en 1941. Además de ser extremadamente estética logra uno de los mejores cafés que puedas tomar.
El uso del filtro permite que que se retengan los sedimentos de cafés, los aceites y las grasas que son las responsables de dar el clásico amargor en el café, por lo cual se vuelve la taza limpia, dulce y tremendamente ligera al paladar.

3.- Dripper
Básicamente es muy similar al chemex, las diferencias radican en
1.- El tamaño: El dripper es para una taza
2.- El diseño: El chemex es de vidrio y el dripper puede ser de acero, cerámica, plástico y hasta metal.
Pero es el mismo método; el control del agua caliente sobre el café molido en filtro húmedo y limpio permite que tenga una caída hacia una taza o jarra.

4.- Aeropress
Es la más joven de introducirse al mercado! Desde 2006 se comercializa y hace un maridaje entre la prensa francesa y la cafetera de filtro. Su apariencia de jeringa gigante la convierte en algo muy estético y su facilidad permite que la puedas llevar a tus viajes.
Tan sencillo como colocar café molido, agua caliente, cerrar el otro compartimento y poner la rendija de extracción. Esperar minutos y tienes la potencia de un café en prensa francesa pero la limpieza de un chemex.

5.- Sifón Japonés.
Esta cafetera funciona según el principio de expansión y contracción de los gases, en este caso vapor de agua. El agua se calienta en el recipiente inferior de la cafetera logrado por un pequeño mechero hasta que el vacío obliga a subir al vapor a través de un estrecho tubo a un recipiente superior que contiene granos de café. Por lo cual este en este método se garantiza siempre la temperatura ideal del agua para infusionar el café.

¿Qué tiene de especial este método? Es lujosamente vistoso; El resultado en taza es fantástico: te da una taza dulce, aromática y casi sin sedimentos.

Deja tu comentario